Fibromialgia, el reflejo de una vida “moderna”

23 de febrero de 2021 by admin0
fibromal.jpg

La fibromialgia es un síndrome que se caracteriza por el dolor crónico que sufren la musculatura y sus estructuras vecinas. Los músculos y sus fascias, así como los tendones, son extraordinariamente sensibles al dolor, aunque solo los presionemos con los dedos. Además, se puede observar toda una serie de molestias asociadas, tales como fatiga crónica, agotamiento, alteraciones del sueño, dolor de cabeza, problemas de percepción (por ejemplo, falta de sensibilidad u hormigueo), dolores articulares, problemas de memoria, dificultad para concentrarse, colon irritable, vejiga inflamada, restless legs (piernas inquietas), sensación de hinchazón en las malos y elevada sensibilidad al frío.
El síndrome de fibromialgia, es una combinación de molestias, un conjunto de síntomas el principal de los cuales es el dolor muscula generalizado, además de numerosas alteraciones funcionales, vegetativas y psíquicas.
La gran variedad de las posibles molestias provocadas por la fibromialgia es una de las causas de la desorientación de los afectados y de los médicos que tratan a estos pacientes y se enfrentan a esta enfermedad. Hasta hoy no existe una definición convincente y útil de la fibromialgia. Por otra parte, todavía nos falta información científica fiable sobre sus causas. Esta situación también debería ser motivo para analizar brevemente el mundo en que vivimos y para plantearnos algunas preguntas de fondo.
La fibromialgia podría considerarse como la manifestación de una reacción del cuerpo humano frente a unas condiciones de vida sobre las que se ha perdido el control: llevamos una vida sedentaria; vivimos en espacios cerrados; estamos rodeados de una técnica cada vez más complicada, cuya compresión y dominio se nos exige; nos nutrimos de alimentos manipulados industrialmente y respiramos el aire contaminado que nosotros mismos producimos. ¿puede nuestro cuerpo soportar todo esto sin enfermar seriamente?
Sobre el síndrome de fibromialgia se ha escrito mucho, pero es un hecho que las causas exactas de esta enfermedad siguen siendo desconocidas, esto mismo también ha contribuido a que sea tratado de muchas maneras, en la búsqueda de todas las posibles soluciones de esta misteriosa condición.
Entre estas terapias se consideran: la nutrición; planes de alimentación que se orientan al síndrome de sensibilización central, como las dietas antioxidantes, alcalinizantes, antiinflamatorias, sin gluten, etc.; psicología y psicofarmacología, son una parte fundamental, conocer la fibromialgia, administrar el estrés y ajustar las costumbres consigue abordar globalmente los efectos de la fibromialgia. Es necesario que esta terapia sea individualizada y, por eso, variará según los síntomas y la personalidad de cada persona.
La fisioterapia consigue efectos en el sistema nervioso, muscular y articular. Las irregularidades del tono muscular se tratan a través de procedimientos manuales, movimientos personalizados y reeducación de la postura.
Acupuntura médica. Se recomienda como primera línea terapéutica por sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias, ansiolíticas y antidepresivas. Actúa como neuromodulador que ayuda a la desensibilización del sistema nervioso central y a aliviar los síntomas de la fibromialgia.

Fuentes de apoyo: Fibromialgia, la cura es posible, Dr. Johann A. Bauer (2008); ¿Qué es la fibromialgia y qué tratamientos existen? (2019) Por Tu canal de Salud.



Clínica del Dolor


Contamos con diversas acreditaciones para mantener nuestro equipo actualizado y que brinde un servicio personalizado, proponiendo una estrategia de tratamiento que se adecue a las necesidades de cada paciente. La Clínica de Dolor es una unidad especializada en el diagnóstico y tratamiento del dolor.



Suscribirse


Suscríbase a nuestra newsletter para recibir noticias de salud




    Todos los derechos reservados 2021. Políticas de Privacidad

    Agendar Cita